Unión Europea: respetad nuestro amor

PARA: Sr. Jean-Claude Juncker, Presidente de la Comisión Europea, Sr. Donald Tusk, Presidente del Consejo Europeo, Sr. Antonio Tajani, Presidente del Parlamento Europeo

Las parejas del mismo sexo y las familias LGBT+ que deciden vivir en países como Bulgaria no gozan de ninguna forma legal de reconocimiento de sus familias. 

Les instamos a que se aseguren de que las familias del mismo sexo son respetadas y tratadas por igual bajo el principio de libertad de movimiento en toda la UE.

¿Quieres que te avisemos si tuvimos éxito con esta campaña?

Debido a nuevas regulaciones, sólo podremos avisarte si Cristina y Mariama tienen éxito si te inscribes para recibir nuestros correos electrónicos.

¿Estás seguro/a? Si seleccionas 'Sí', te avisaremos si/cuando hay actualizaciones importantes sobre el caso de Cristina y Mariama. Puedes cancelar tu suscripción a nuestros correos electrónicos en cualquier momento. Si seleccionas 'No', no recibirás nuestros corros electrónicos, pero guardaremos tus datos para la entrega de la petición.

¿Cuál es el objetivo de esta campaña?

A muchas familias de la Unión Europea no se las considera como tal a partir del momento en que ingresan a otro país. La razón es simple: si bien la UE permite que los matrimonios se desplacen y residan libremente dentro de su territorio, esta regla no se aplica a las parejas del mismo sexo. Si un matrimonio de personas del mismo sexo, casado ante el civil, se muda a algún país de la UE que no reconoce los casamientos o uniones civiles entre personas del mismo sexo, pierde automáticamente sus derechos como matrimonio, lo que los deja a ellos –y a sus hijos– en una situación muy vulnerable y peligrosa. Esta campaña tiene el objetivo de pedir a la UE que resuelva esta situación.

¿Qué derechos pierden los matrimonios de personas del mismo sexo al mudarse a un país de la UE que no los reconoce como familia?

Pierden varios derechos. Por ejemplo, uno o ambos cónyuges deja(n) de ser reconocido(s) como el o los padres de sus hijos. Además, si alguna de las dos personas no es de ciudadano de la UE, no puede solicitar un permiso de residencia, como sucede con los matrimonios heterosexuales.

¿Significa que el objetivo es aprobar el matrimonio igualitario en toda la UE?

No, las instituciones europeas no pueden “aprobar” el matrimonio igualitario en cualquier lugar. Sin embargo, tienen el poder para garantizar la “libre circulación” para todos sus ciudadanos, un principio básico de la UE.

¿Qué significa “libre circulación” en la UE?

La “libre circulación” es uno de los derechos básicos de los ciudadanos de la UE. Significa que “todos los ciudadanos de la Unión tienen el derecho de desplazarse y residir libremente dentro del territorio de sus Estados miembros”, y que ese derecho también debe otorgarse a los miembros de su familia, sin importar su nacionalidad. La principal normativa europea en esta materia es la Directiva 2004/38/EC.

¿Existen países de la UE en los que el matrimonio igualitario es ilegal?

Sí, son seis países de la UE que no reconocen los matrimonios o uniones civiles de personas del mismo sexo: Bulgaria, Letonia, Lituana, Polonia, Rumania y Eslovaquia. También es así en Irlanda del Norte, que es parte del Reino Unido.

¿Cómo se aplica esta normativa al Reino Unido después del Brexit?

Por ahora, el Reino Unido aún tiene que cumplir con el principio europeo de la “libre circulación”. Las cosas pueden cambiar en el futuro, pero aún no se sabe cómo.

Esta campaña es organizada en colaboración con la Fundación Bilitis Resource Center, la Youth LGBT organization Deystvie, la Fundación GLAS-Bulgaria, la Marginalia Human Rights Online Platform, y The Center for the Study of Democracy

Publicado el 6 de noviembre de 2018 

Esta es una campaña de All Out Action Fund, una organización sin fines de lucro del tipo 501(c)(4).